PREFIERO OLER A AJO

El ajo es un tubérculo muy nutritivo que contiene vitaminas B y C y es rico en minerales como el calcio, azufre, zinc, cobre y potasio. Ya era conocido por egipcios, griegos y romanos que lo usaban de forma habitual siendo usado en medicina por sus propiedades.

Una característica peculiar del ajo es su fuerte olor al ser cortado. Se debe a la presencia de alicina y disulfuro de alilo, que se destruyen con la cocción. Para prevenir su olor existen algunos remedios como masticar varias hojas de perejil, menta fresca o apio, o enjuagar la boca con agua y unas gotas de limón. Actualmente existe la alternativa de tomarlo en píldoras.

Este olor es sin embargo el responsable de su efecto antibiótico y germicida, combatiendo a hongos, bacterias y virus.  Su jugo es un antídoto para la aparición de parásitos, como tenias y lombrices intestinales, e infecciones digestivas como la gastroenteritis. También mejora y previene la aparición de infecciones respiratorias como gripes, faringitis y bronquitis, y como expectorante para la tos. Su efecto antibiótico es además selectivo ya que no daña las bacterias que son beneficiosas en nuestro organismo. Tiene además un efecto depurativo al facilitar la eliminación de toxinas de nuestro organismo y el exceso de líquido.

Si se ingiere crudo aumenta las defensas naturales, reduce el colesterol, reduce los niveles de azúcar y previene ataques de corazón. Era usado para combatir las verrugas e incluso como alivio frente a un dolor de muelas o de oídos y la aparición de callos y hongos en los pies.

ajo1

Cuando es cocinado tiene propiedades anticoagulantes que pueden reducir el colesterol, pudiendo prevenir la aparición de arteriosclerosis y reumatismo. Parece ser que su consumo es eficaz para prevenir la formación de trombos.

Se ha demostrado su uso como antihipertensivo y por tanto favorece la actividad cardiaca. Favorece la circulación y el transporte de oxígeno por la hemoglobina y tiene propiedades diuréticas.

Actualmente está en estudio su efecto para inhibir la aparición de algunos tipos de cáncer y en las infecciones oportunistas que aparecen en casos de sida.

En gastronomía es el saborizante natural más empleado por su aroma y sabor característico. Acompaña numerosos platos de la cocina mediterránea y es indispensable en la elaboración de un buen sofrito, paso previo en la elaboración de innumerables platos e indispensable en la platos como el ajo blanco, gazpacho andaluz, pollo al ajillo, salmorejo, alioli, sopas de ajo como algunos ejemplos. Lo que está claro es que no debería faltar en ninguna dieta y lo más aconsejable nutricionalmente es su uso en crudo en ensaladas.

Ha sido conocido y usado por todas las culturas, empleándose en medicina natural y gastronomía, y también como poderoso afrodisíaco. Actualmente en algunas regiones de India los varones se frotan el pene con él para producir y mantener la erección.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s