Que hacer para mejorar la sexualidad en el cáncer de mama

Luchar contra el cáncer de mama y tratar de disminuir los efectos sexuales negativos, realmente requiere un poco de ayuda. Tendrás que conseguir por lo menos que un médico este de tu parte. Alguien que esté dispuesto a hablar contigo acerca de los efectos secundarios sexuales de los tratamientos.

Pink breast cancer ribbon isolated on white

Si tienes pareja, ayudara si puede estar presente en algunas de las conversaciones con el médico para así que tenga una idea de que esperar. Es necesario tomar las cosas a su ritmo, pero si tienes una pareja que no te vaya a apoyar lo mejor es dejarlo, no va ayudar en nada, porque puede hacerte reproches injustificados, porque no entenderá tu proceso y enfermedad.

La fatiga no es algo que se pueda evitar, pero darse cuenta de que no eres tú, sino más bien lo que los tratamientos te están provocando puede ayudar. Es fácil asumir la responsabilidad y pensar que es culpa nuestra. También es fácil para las parejas pensar que tienen la culpa, o bien interpretan la falta de interés como un rechazo sexual. Basta nombrar a la fatiga y las causas de la misma, solo esto, puede ser útil.

Si estás experimentando un dolor significativo y/o prolongado, puedes hablar con tu médico acerca de ello, y aunque se pueda sentir vergüenza al principio, recuerda que si te apetece tener sexo, es una razón completamente legítima querer saber cómo puedes ser capaz de controlar el dolor. Hay algunas soluciones para reducir el dolor durante el juego sexual. Cuando hay  un poco de dolor, como el causado por la sequedad vaginal, no hay solución más fácil, que el uso de un lubricante. Otras veces puede ser una cuestión de encontrar la posición sexual para reducir y evitar el dolor.

Si estas experimentando menos deseo por el sexo, recordar que es predecible y totalmente razonable será de gran utilidad. Una reducción en el deseo durante el tratamiento no significa que vaya a ser permanente. Si se ha reducido el deseo y deseas hacer algo al respecto, sin duda en primer lugar es hablando. Habla con tu pareja, habla con tu médico o profesional de la salud, averigua si hay algo en tu tratamiento que pueda afectar al deseo, y si hay alternativas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s